Bioética y Bioderecho

Bioética y Bioderecho 150 150 Tino Quintana

INTRODUCCIÓN

El campo del derecho, en general, y el referido expresamente al de los derechos humanos, en particular, han tenido mucha influencia en la bioética en aspectos tan relevantes como 1º) el de su fundamentación (la dignidad de la persona como base de los derechos humanos y como referencia insustituible para valorar la práctica sanitaria; 2º) los valores y principios que sustentan los derechos humanos en el campo de la bioética (la vida, la integridad física, la intimidad, la autonomía y el consentimiento, la protección de la salud…); 3º) los derechos humanos como paradigmas de referencia en la elaboración de los principios éticos del Informe Belmont (el respeto a las personas, la beneficencia y la justicia) y en su posterior discusión e interpretación posteriores; y 4º) las declaraciones internacionales que van desarrollando los aspectos anteriores.

Aun a sabiendas de que todo esto está sujeto a fuertes críticas nos parece indudable que la dignidad de la persona humana y sus derechos fundamentales es un tema comúnmente aceptado en la literatura filosófica, jurídica y bioética. Y, a mayor abundancia, creemos que constituye el común denominador de la bioética.

Es necesario, pues, insistir en el paso necesario de la Bioética a la Biojurídica. No se trata de reivindicar un tipo de saber frente a otro, ni de subordinar uno al otro, sino de reconocer que en una sociedad pluralista es cada vez más difícil conseguir acuerdos sobre mínimos éticos compartidos. A este respeto, el derecho está estructuralmente dirigido a relacionar, a unir, no reflejando una ética particular sino ejerciendo su propio bien interno, es decir, la justicia.

En otras palabras, junto a la pregunta de si todo lo técnicamente posible es éticamente lícito, es decir, bueno, hay que poner en pie de igualdad la pregunta de si todo lo técnicamente posible es jurídicamente lícito, es decir, justo.

Es necesario pasar de la Bioética a la Biojurídica o Bioderecho. No por ello la bioética tiene que dejar de ser tal ni abandone su continuo crecimiento. El excelente trabajo que desde hace años viene llevando a cabo la Cátedra Interuniversitaria de Derecho y Genoma Humano, dirigida por C.Mª. Romeo Casabona, en la Universidad de Deusto, es un buen ejemplo de ello.

Lo que sigue a continuación no es una página especializada sobre la materia (en la que no soy para nada experto). Sólo pretendo mostrar una serie de documentos de rango internacional y nacional (refiriéndonos en este último caso a España y a sus Comunidades Autónomas) que, dado su carácter normativo o jurídico, tienen mucha influencia en el campo de la bioética y de la ética de las profesiones sanitarias, aunque, realmente, deberíamos llamarlo «bioderecho» o derecho sanitario, que, por las razones antes aludidas ocupa ya un campo específico.

1º) ÁMBITO INTERNACIONAL

Destaca, en primer lugar, el Convenio Europeo de Bioética (Convenio de Asturias Oviedo en 1997), cuyo título es «Convenio para la protección de los derechos humanos y la dignidad del ser humano con respecto a las aplicaciones de la biología y la medicina».

En segundo lugar, sobresalen varias Declaraciones de la UNESCO sobre el Genoma Humano y los Derechos Humanos, cuya relevancia es bien conocida a causa del desarrollo de la Genética actual y de la así llamada nueva medicina genómica.

.- Declaración Universal sobre el Genoma Humano y los Derechos Humanos (1997)
.- International-Declaration-on-Human-Genetic-Data (2003)
.- Declaración Universal sobre Bioética y Derechos Humanos (2005)
.- Por qué una bioética global (2015)

En tercer lugar, está alcanzando cada vez mayor relieve todo lo referente a los principios éticos para la investigación biomédica con sujetos humanos, cuyo documento autorizado y más representativo es la Declaración de Helsinki publicada por primera vez en 1964. Recientemente, con motivo de la Asamblea General de la AMM, celebrada en Fortaleza, Brasil, en octubre de 2013, se ha publicado la última de las declaraciones con el título «Principios éticos para las investigaciones médicas en seres humanos».

Es asimismo obligado poner de relieve la importancia creciente, desde hace varias décadas, en torno a los derechos de las personas con discapacidad y/o con problemas de salud mental. La discriminación que han sufrido y aún están padeciendo estas personas cuestionan el estilo de vida occidental y suscitan obligaciones éticas y jurídicas ineludibles. Quizá el documento más representativo sea el conocido como «Convención de Nueva York 2006«, ratificado por España en noviembre de 2007.

Del mismo modo, es un tema tan antiguo como actual, tan detestable como urgente, desde la ética y el derecho internacional, abordar todo lo referente a la investigación y documentación eficaces de la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos y degradantes, según se puede comprobar en el llamado Protocolo de Estambul (2004), elaborado por el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos. Y, además, desde este mismo ámbito internacional es obligado citar, al menos:

.-Declaracion-de-Tokio-para-médicos-con-respecto-a-la-tortura-y-otros-tratos-o-castigos-crueles-inhumanos-o-degradantes
.- Declaración-de-Malta-sobre-las-personas-en-huelga-de-hambre
.- Declaración-de-Lisboa-sobre-los-derechos-del-paciente

Aunque se trate de un texto marcadamente ético y moral desde la perspectiva religiosa, no un documento jurídico jurídico, la Carta Encíclica Evangelium vitae de Juan Pablo II (1995), es uno de los documentos más completos de la Iglesia Católica sobre ética de la vida que está  dirigida a todos los seres humanos en cuanto «responsables de toda la vida y de la vida de todos«.

A ese respecto, en 1994 se creó la Pontificia Academia para la Vida, que goza de un gran prestigio internacional. Sus objetivos son: estudiar, informar y formar sobre los principales problemas de biomedicina y de derecho, relativos a la promoción y a la defensa de la vida, sobre todo en la relación directa que éstos tienen con la moral cristiana y las directivas del Magisterio de la Iglesia. Pertenecen a la Academia 70 Miembros, que representan las distintas ramas de las ciencias biomédicas y aquellas que están estrechamente relacionadas con los problemas concernientes a la promoción y defensa de la vida. También hay 3 Miembros «ad honorem» y Miembros por correspondencia que trabajan en diversos Institutos y centros de estudio.

Por su parte, el Unidad de Humanidades y Ética Médica de la Universidad de Navarra ofrece una serie de enlaces online a un amplio y variado conjunto de documentos, que proporciona y actualiza constantemente de los siguientes organismos:

.- Asociación Médica Mundial
.- Comité Permanente de Médicos Europeos
.- Consejo de Europa

Recientemente, la Cátedra Interuniversitaria de Derecho y Genoma Humano, con la colaboración del Instituto Roche y la Editorial Comares, ha publicado la Enciclopedia de Derecho y Bioética bajo la dirección del conocido y prestigioso profesor Carlos María Romeo Casabona.

2º) ÁMBITO NACIONAL (España)

Desde hace más de dos décadas se vienen publicando en España una serie de leyes específicamente relacionadas con el derecho sanitario, el bioderecho, que se han recogido en dos lugares de este blog:

– «Bioderecho: Legislación»
– «Bibliografía papel: Bioderecho«

A este propósito quiero citar aquí a dos autores asturianos, especialistas en bioderecho o derecho sanitario, que han publicado recientemente estudios sobre la materia. Me refiero a Luis González Morán y su libro De la bioética al bioderecho (Madrid, 2006) y al estudio de Sergio Gallego Riestra, premiado por el Instituto Asturiano «Adolfo Posada», con el título El derecho del paciente a la autonomía personal y las instrucciones previas: una nueva realidad legal (Oviedo, 2010). Véase «autores asturianos» en este mismo blog.

Hay que dejar constancia también de la Fundación Salud 2000, creada en 1991, con el objetivo primordial de promover la investigación biomédica y, simultáneamente, desarrollar la bioética y el derecho sanitario.

En 1992 nació la Asociación Española de Derecho Sanitario con el deseo de propiciar el encuentro entre el Derecho y la Medicina, aunque su propósito fundamental es definir las relaciones entre los usuarios o pacientes y el Sistema Nacional de Salud, por un lado, y, por otro, las relaciones entre aquellos y el médico o los profesionales sanitarios.

Aunque por su objetivos trasciende el marco estrictamente jurídico, quiero incluir aquí al Instituto de Estudios Europeos y Derechos Humanos, de la Universidad Pontificia de Salamanca, creado en el año 1981, cuya finalidad es la investigación sobre Europa y los Derechos Humanos.

3º) ÁMBITO DE COMUNIDADES AUTÓNOMAS (España)

Para conocer la normativa referente a comités asistenciales de ética, comisiones de bioética, registros de instrucciones previas, comités éticos de investigación clínica y consentimiento informado, pueden verse nuestras páginas actualizadas sobre «Normativa y legislación» y «Bibliografía: Bioderecho-Derecho sanitario«

Buscador bibliografía online / Buscador bibliografía papel

Ensenada de Niembro (Llanes) en marea baja

TINO QUINTANA

Profesor de Ética, Filosofía y Bioética Clínica (Jubilado)
Oviedo, Asturias, España

Constantino Quintana | Aviso legal | Diseño web Oviedo Prisma ID